Técnicas: Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Un implante dental consiste en la implantación de una raíz de titanio en el interior de los huesos maxilares, para proporcionar un soporte estable y seguro, que permita la colocación de una o más piezas dentales.
Para realizar los implantes dentales se utiliza el titanio, debido al alto grado de tolerancia del cuerpo humano con este material y unido a sus cualidades de dureza, ligereza y resistencia.

Finalidad y ventajas de los implantes dentales

  • Al reponer las piezas dentales se obtienen diversas ventajas, desde funcionalidades hasta estéticas.
  • Se prescinde del uso de prótesis dentales móviles, más incómodas y menos eficaces.
  • Se recupera la capacidad de masticar con eficacia.
  • Permite reponer piezas dañadas sin perjudicar a los dientes sanos.
  • Se consigue que el diente tenga un aspecto más natural.
  • Se evita el proceso de reabsorción ósea que da lugar al efecto “boca de viejo”.

Tratamiento y técnicas

Estudio y planificación del implante

Lo primero que se realiza es un estudio pormenorizado de la situación y posibilidades de tratamiento que tiene el paciente, para ello se lleva a cabo un análisis completo de la boca y de la salud general del paciente.

Técnicas actuales de implantación

1. Implantes de carga inmediata.
Existe la posibilidad de realizar la exodoncia, la colocación de los implantes y de las piezas nuevas en menos de 3 horas. Además, mediante microcirugía guiada por ordenador, se consigue colocar los implantes y las prótesis sin necesidad de abrir la encía.
2. Implantes de carga diferida.
Es posible que no se pueda realizar un implante de carga inmediata debido a problemas con el hueso. En este caso, se lleva a cabo una microcirugía para realizar el implante, una vez que este se ha unido al hueso, entre dos y tres meses, se coloca la prótesis dental definitiva.
3. Microcirugía reparadora del hueso.
En caso de que la cantidad de hueso sea insuficiente para realizar el implante, se realiza injertos óseos o técnicas de osteodistracción para conseguir recuperar el hueso perdido.
4. Implantes zigomáticos.
Si recuperar la masa ósea del maxilar superior lleva mucho tiempo, se puede colocar los implantes, de forma inmediata, en el hueso zigomático.
Los implantes dentales se realizan con anestesia dental en la clínica, sin necesidad de ingreso hospitalario, y no son dolorosos. El postoperatorio es sencillo y no suele producirse complicaciones.

Mantenimiento de los implantes dentales

Si queremos evitar problemas durante y después del tratamiento, es fundamental una correcta higiene bucal y las visitas periódicas al especialista.
Recuerde que una boca sana abre las puertas del mundo.