Técnicas: Radiofrecuencia Facial

Alisa la piel – Restaura el tejido – Garantiza resultados duraderos
La radiofrecuencia es la herramienta ideal para corregir arrugas, alisamiento cutáneo y estabilidad con resultados efectivos. El tratamiento en si, genera un campo electromagnético de frecuencias que van desde 520 a 700 Khz, estimula naturalmente el proceso fisológico del metabolismo de los tejidos desde el interior y mejora el flujo arterial y el drenaje linfático venoso.
La pieza de mano se desliza suavemente sobre el área a tratar produciendo un calentamiento uniforme, tanto superficial como profundamente, al nivel del área tratada.
En la cara, el calor llega a las capas dérmicas profundas y produce una estimulación que restaura la elasticidad del tejido a través de la producción de nuevas fibras de colágeno; también hay una re-consolidación con efecto lífting inmediato que mejora progresivamente en el tiempo.